La verdadera comunidad — Invermedios
Crear comunidad

La verdadera comunidad

Rafael Pérez 7 junio 2011 : 12:02 pm 137 lecturas

Un término barato

Este asunto de las redes sociales tiene a la gente ciega y a las empresas locas. Empresas que durante años han estado cultivando comunidades reales con esfuerzo y dedicación, quizás pequeñas y discretas, pero comunidades reales (compuestas por miembros que respaldan su misión, cuidan su marca y sostiene su operación), están abandonando ese valioso esfuerzo para lanzarse al mar difuso del social media sin saber a ciencia cierta si sus públicos objetivos están realmente allí. La cuenta de Twitter y la Página de Facebook son el nuevo objetivo, y el término comunidad está tan relajado que no vale dos pesos, uno llega a ser parte de ellas hasta sin saberlo. Por ejemplo, en días pasados le di follow a una marca y me dio la bienvenida a su comunidad de usuarios; le quise aclarar que nunca he comprado —que no soy usuario— y su Community Manager me respondió que se entiende por usuario cada uno de sus 1,500 seguidores, en tal caso —le dije— soy usuario de Twitter y no de ustedes. Así mismo, hay empresas casi te mandan flores por un Like de Facebook, pero si le visitas en el mostrador del negocio pasas desapercibido.

Abrazar la persona correcta

Cuando una empresa de diez clientes tiene miles de seguidores en las diferentes redes sociales siempre es una mala señal: indica que está perdiendo su tiempo.

Las comunidades reales, fruto de relaciones desarrolladas a través del tiempo y no de coyunturas o tendencias pasajeras, siempre han existido, desde los miembros de una iglesia hasta los suscriptores del periódico; por otro lado, los grupos de personas con intereses temporales y superfluos que coinciden en determinado espacio / tiempo por casualidad siempre han sido una tentación. Sería un desacierto que un periódico o una iglesia desatienda su pequeña comunidad real de feligreses o suscriptores por atraer una multitud de seguidores que no son parte de su misión. Cada organización tiene una comunidad proporcional a tamaño, si eres una empresa pequeña quizás tu verdadera comunidad está en esos diez clientes fieles que realmente compran y sin importar los miles de seguidores que tengas en Twitter, esos diez son los clientes que debes abrazar principalmente. Cuando una empresa de diez clientes tiene miles de seguidores en las diferentes redes sociales siempre es una mala señal: indica que está perdiendo su tiempo.